Abren las urnas de una provincia argentina y encuentran más de 1000 votos a favor de Milei no contabilizados

Fuente: Mundo Libre Diario

«Se recuperaron más de 1.100 votos en Santiago Del Estero. Gran trabajo de los fiscales que a pesar de los aprietes defendieron esos votos», comunicó el 26 de octubre en su cuenta en X, Fernando Cerimedo, consultor político y estratega digital de LLA.

Las urnas de la provincia gobernada por el peronista Gerardo Zamora -aliado a Sergio Massa a nivel nacional- se habían abierto el 25 de octubre tras el pedido del frente que encabeza Milei.

«Escandaloso el apriete a los fiscales. Fuerza a la gente que está en este momento peleando cada voto de las trampas del tirano Gerardo Zamora para beneficiar a su socio», había apuntado Cerimedo adelantando en otro tuit que lo que ocurrió en Santiago del Estero «es un escándalo. El mafioso de Zamora hizo de las suyas».

Algunas denuncias mostraban claramente la ‘rareza’ y hasta el absurdo de los votos registrados. Por ejemplo, en un centro de votación, Massa ‘obtuvo’ el 93% de los votos, frente a solo el 5% de Milei.

En efecto, el proceso electoral llevado a cabo el 19 de octubre se tiñó de miles de denuncias por irregularidades: desde robo y destrucción de boletas, pasando por encierros en baños hasta golpizas y fiscales infiltrados.

El mismo domingo de las elecciones, la Libertad Avanza recibió más de 4.500 denuncias por roturas y/o robo de boletas, entre otras irregularidades, en todo el territorio argentino.

Pero además, el ojo estuvo (y sigue estando) en la transmisión y el procesamiento de los votos, a cargo de software de las polémicas empresas, Smartmatic e Indra, respectivamente.

Indra es una multinacional española que ha sido cuestionada en su país por aparentemente favorecer al Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

En tanto, la primera fue creada por académicos venezolanos a pedido del fallecido dictador Hugo Chávez Frías.

Puntualmente, Smartmatic se utiliza en varias naciones, en muchas de las cuales se ha denunciado fraude, como en el caso de las últimas elecciones presidenciales en Estados Unidos.

En este marco, es que en las últimas horas se ha viralizado en las redes sociales una entrevista de archivo del canal Crónica TV, puntualmente del 26 de marzo de 2019. Allí, Ariel Garbarz, ingeniero en electrónica y telecomunicaciones, no dejó lugar a dudas sobre la vulnerabilidad de este software y la posibilidad cierta de que los datos procesados puedan ser manipulados.

«Se compró un software que cualquiera puede consultar en Internet que se llama Election 360. Si mirás la cartilla técnica te muestra que de los partes que se van a escanear en las escuelas y que se van a transmitir electrónicamente al centro de cómputos en el correo, no van directamente. Pasan por un punto intermedio, que es un lugar donde el mismo software dice que se pone una computadora para manejar los votos», detalló Garbarz.

El especialista indicó que de esta forma se pueden cambiar votos e imágenes con la excusa de que hay un evento anómalo, por ejemplo una foto no legible o manchada y/o números escritos que no se reconocen.

Y no solo eso, sino que -siempre de acuerdo a este profesor de la UBA y la UTN- este procedimiento se puede hacer de forma manual pero también automática.

«Podés reemplazar una imagen por otra de a miles. No lo digo yo. Lo dice el fabricante del software que el gobierno nacional compró (…) La empresa que hizo este software se llama Smartmatic», describió añadiendo que «solo tiene acceso el cliente, es decir el que compró el software: el gobierno».

En este sentido, Cerimedo -quien participó de una auditoría privada de las últimas elecciones en Brasil- trató de llevar tranquilidad aclarando que «los procesos de carga y los software están auditados» también por LLA.

En paralelo, circulan por las redes sociales denuncias -con imágenes incluidas- de las actas de los fiscales de LLA que no coinciden con los telegramas respectivos.

«Nosotros tenemos nuestro centro de cómputos en paralelo con las actas de nuestros fiscales. Que luego se comparan una a una con los telegramas del correo», explicó Cerimedo ante la ‘avalancha’ de comentarios y pruebas que le mandaron a su cuenta de X.

En este sentido, aclaró que otros «errores» que encontraron en los telegramas es que el total de votos registrados no coincide con la sumatoria respectiva, es decir, que se sumó ‘mal’. Hay 1760 telegramas en ese status. «Si el total de votos no coincide con la suma no se toma en cuenta», afirmó.

Según informó el consultor de LLA, desde su espacio siguen auditando y pidiendo apertura de urnas en otros lugares de Argentina, como en la provincia de Misiones. Mientras tanto, las denuncias ciudadanas se siguen acumulando en las redes sociales.

Por Miguel Díaz – Mundo Libre Diario