La antigua moneda de oro argentina que sepultó los mitos sobre la dolarización

A un mes de las elecciones presidenciales en Argentina, y aunque las encuestas digan diferentes cosas, todo parece indicar que Javier Milei es el candidato con más posibilidades. Seguramente, su propuesta que más se discute en el país es la llamada “dolarización”. Aunque el dirigente de La Libertad Avanza explicó que el nombre no es de todo exacto, ya que se trataría de una herramienta para liquidar el Banco Central y sus pasivos, para finalmente ir a una competencia libre de monedas, los medios insisten con el término de “dolarizar la economía”.

Insólitamente, el juez de la Corte Suprema de Justicia Horacio Rosatti se metió en el debate y señaló que eliminar la moneda nacional sería “inconsitucional”. “¿Cuál es la moneda de un país? La que emite: puede ser peso, patacón o lo que sea. Si una dolarización elimina la moneda argentina es inconstitucional. Si abandono una moneda y me voy enteramente a la otra es un camino que, para mí, es inconstitucional”, señaló el titular del máximo tribunal de justicia de Argentina.

Sin embargo, el artículo 75 de la Carta Magna hace referencia a la potestad de “establecer y reglamentar un banco federal con facultad de emitir moneda”. Como ya manifestaron varios prestigiosos juristas, en ningún momento se habla de la obligación. La misma Constitución hace referencia a la potestad de que el Congreso pueda solicitar empréstitos. Nadie en su sano juicio consideraría que es una obligación que el Estado argentino se endeude y mucho menos que lo haga permanentemente.

Sin embargo, aunque la posición de Rosatti (único juez de la Corte que opinó al respecto) es más que discutible, una antigua moneda de oro argentina saldó por completo el debate sobre la constitucionalidad o no del plan de Milei.

Durante la presidencia de Julio Argentino Roca, en 1881, la Casa de la Moneda, mediante la Ley 1130 creó el denominado “Peso Oro Sellado”. La moneda de oro se emitió hasta 1896. Lo curioso de la cuestión es que la 1130 jamás fue derogada y sigue vigente hasta el día de hoy. Más allá de su validez legal, lo que hace interesante a esta moneda es su valor de colección y su peso en metal. Aunque haya sido derogada la ley, el Peso Oro seguiría teniendo el mismo valor que al día de la fecha. Mientras no se elimine formalmente, el plan de la llamada “dolarización” no tendría impugnaciones desde lo legal y formal.

Entre los años de acuñación se hicieron 6.343.022 monedas del Peso Oro. Una vez más, el pasado exitoso de una Argentina dorada es la respuesta (y solución) a los problemas de la decadencia actual.