El acuerdo FIBA-Euroliga: paz actual, esperanza a futuro

Argentina tendría disponible a sus mejores jugadores (FIBA)
El acuerdo entre FIBA y Euroliga trajo un alivio actual y una esperanza a futuro de poder ver a todas las figuras de esa competencia disputando todos los juegos posibles. Hasta ahora se había dado una superposición de calendarios que no permitía prácticamente que los mejores estuvieran disponibles.
Y eso, por ejemplo, Argentina lo sufrió como varias otras selecciones, que sentían que tener sus mejores talentos al máximo nivel europeo era contraproducente. Varios tomaron la determinación de ir igual a sus países sufriendo las larguísimas horas de viaje con Gabriel Deck y Nico Laprovittola llegando sobre la hora para jugar ante Dominicana. Pero también hubo casos en Europa, donde dependía de las decisiones de los clubes y de los mismos jugadores, algunos lo lograron y otros, como la ausencia de Sertac Sanli en Turquía para el juego ante Serbia, resultaron en un escándalo.
Pero para esta temporada eso cambió: “La FIBA ​​y la Euroliga de Basquetbol acordaron evitar cualquier superposición de calendario de las competiciones de equipos nacionales y clubes en la temporada 2023-24”.
Eso, en pocas palabras, quiere decir que cuando haya competencias de selecciones, Euroliga no pondrá partidos que se superpongan, y viceversa.
El acuerdo implica solo esta temporada, donde en América solo habrá una Ventana FIBA en febrero del 2024 en el contexto de los clasificatorios a la Americup 2025. Es decir que, en el caso de Argentina, figuras como Campazzo, Deck, Laprovittola o Vildoza estarían disponibles en esos juegos, dado que la Euroliga parará dos semanas en febrero del año que viene.
Por eso se torna un punto de partida, dado que lo importante estaría a partir de noviembre del 2025, cuando comiencen las ventanas de cara al Mundial 2027.
“También han confirmado que seguirán discutiendo durante los próximos doce meses para llegar a soluciones mutuamente aceptables por el bien del baloncesto en Europa y en todo el mundo” reza el comunicado de un acuerdo que tendrá mucho por trabajarse a futuro.
Es un punto de partida, pero los momentos importantes vendrán a partir de la 2025-26, y allí habrá que seguir de cerca los acontecimientos.