Per saltum: Denunciaron a CFK por perpetrar un golpe institucional contra Alberto Fernández

El empresario Juan Ricardo Mussa apuntó contra Cristina Fernández de Kirchner por generar las condiciones de un golpe de estado contra su propio gobierno e intentar desestabilizar el país que conduce Alberto Fernández. Tras la sentencia en contra de primera instancia en el juzgado Federal Nro. 3 a cargo de Daniel Rafecas, ahora Mussa acudió a la Corte Suprema de Justicia de la Nación bajo el recurso de per saltum.

De este modo, solicitó al tribunal que lidera Horacio Rossati reabrir la causa contra la vicepresidenta porque no lo perjudica “en lo personal” sino a “los desposeídos de toda compresión”. En esta línea, aclaró que el fallo de Rafecas “inunda con miseria a los hombres que la sociedad considera probos”, en referencia a la CSJN, y que “causa gravamen irreparable sin que exista oportunidad procesal útil para proteger los derechos vulnerados”.

HECHOS

En cuanto al motivo de su denuncia, el empresario comenzó relatando las diferencias entre Cristina Fernández de Kirchner y el saliente ministro de Economía de la Nación. “En principio supuestamente quien le complicaba la vida era Martín Guzmán (…) luego tuvo una pequeña luna de miel con Silvina Batakis y empezaba a soñar que seguía dominando el espectro político”, indicó. No obstante, ante “los ataques” de CFK a la investidura presidencial, Alberto Fernández le ordenó a Batakis “mantener” el acuerdo con el FMI y la política fiscal dispuesta por su antecesor.

“Pero ella vuelve a sus treces con todo su poder de choque, y arremete con sus aprietes”, señaló Mussa. En tanto, se refirió al modus operandi de la ex presidenta: “Intenta ejecutar la revolución por vía del sabotaje; y profundizando el caos está buscando la posición de colonialidad del país, llámese piqueteros, CGT afín con sus ideas, y funcionarios cómplices”. Sobre estos nexos, profundizó: “No son premoniciones que surgen desde la comparación, son más bien trayectorias múltiples hacia el desorden que necesitan lograr para así integrarlas totalmente en el flujo de la historia única, la Argentina socialista”.

MÁS APUNTADOS 

Además de los dirigentes de las principales organizaciones sociales (Emilio PérsicoJuan Grabois Juan Carlos Alderete), de los que ahora “la comandanta” busca “sacarse la careta”, Mussa sindicó como cómplice a la CGT por “plantear movilizaciones”. Finalmente cargó contra el aumento de las dietas del 69 por ciento que el gobierno tendría previsto para los legisladores, a quienes también responsabilizó en el caso particular de los que reclaman por el Salario Básico Universal, medida que consideró una “dádiva” y que apunta a “diezmar las arcas del estado para que desaparezca como Nación”.

 

(www.REALPOLITIK.com.ar