El gobierno nacional se desligó del operativo de seguridad de la marcha del campo: “Le corresponde a la Ciudad de Buenos Aires”

La protesta del campo prevista para mañana puso en el centro de la escena al ministro de Seguridad Aníbal Fernández, quien ayer advirtió a los ruralistas “que ni sueñen entrar con tractores a Capital”, pero este mediodía matizó sus palabras y aclaró que el gobierno nacional no estará involucrado en el operativo de prevención.

“Nosotros no tenemos jurisdicción sobre la Ciudad de Buenos Aires, nos ocupamos solamente de los espacios federales”, dijo Fernández en el inicio de la rueda de prensa que ofreció en Casa Rosada. “Somos responsables de Casa de Gobierno y de la Catedral”, aclaró.

En ese sentido, el ministro de Seguridad contó que esta mañana se comunicó con su par porteño, Marcelo D’Alessandro, quien le anticipó que la administración de CABA autorizó el ingreso de tractores: “No tenemos nada que hacer nosotros entonces. No vamos a participar (del operativo), solamente lo haremos cuidando los espacios federales como corresponde, lo otro lo hará la Policía de la Ciudad”.

El ministro convocó a la conferencia de prensa que se realizó en el segundo piso de la Casa de Gobierno de forma inesperada un rato después de que se reuniera en la residencia de Olivos con el presidente Alberto Fernández. A tal punto, que varios integrantes del equipo de prensa de Presidencia, caminaban con paso apurado por los pasillos de Balcarce 50 para que sus declaraciones pudieran difundirse por los canales oficiales.

El Poder Ejecutivo quiso bajarle el tono a las palabras desafiantes del ministro ante la protesta que es organizada para este sábado 23 de abril al mediodía por productores autoconvocados bajo el lema “Campo + Ciudad”.

“¿Si vamos a tomar alguna acción? Ninguna. Nos corremos nosotros, como hacemos siempre. No hay nada que tengamos que hacer nosotros. Si están autorizados, están autorizados”, aclaró.